La gestión de la coordinación de actividades empresariales siempre ha resultado una actividad compleja dentro de las instalaciones de los puertos, al concurrir en el mismo espacio distintos centros de trabajo, numerosas empresas y diferentes actividades. Trataremos en este artículo la determinación de a quién corresponde realizar esa coordinación, puesto que es un aspecto que siempre ha resultado confuso.

Es el artículo 65 del Texto Refundido de la Ley de Puertos del Estado y de la Marina Mercante aprobado por el Real Decreto 2/2011 es el que regula a quién corresponde la obligación de realizar la coordinación de actividades empresariales. En este sentido, el artículo comentado establece que corresponderá a los titulares de concesiones y autorizaciones el cumplimiento de las obligaciones de coordinación de actividades empresariales en calidad de titular del centro de trabajo. En los espacios no otorgados en régimen de concesión o autorización, el consignatario que actúe en representación del armador responderá del cumplimiento  de las obligaciones de coordinación durante las maniobras de atraque, desatraque y fondeo del buque, y en general durante la estancia del buque en el puerto salvo para operaciones de carga, estiba, desestiba, descarga o trasbordo de mercancías o de embarque o desembarque de pasajeros. Si se realizan estas operaciones o las de entrega, recepción, almacenamiento, depósito y transporte horizontal de mercancías en espacios no otorgados en concesión o autorización, responderá del cumplimiento de las obligaciones de coordinación la empresa prestadora del servicio correspondiente.

Con respecto a las obligaciones derivadas del artículo comentado se han dado diferentes interpretaciones pero, después de que se haya pronunciado la Abogacía del Estado a través del oportuno informe, las situaciones de coordinación de actividades empresariales que se pueden dar en un puerto y los obligados a cumplirlas son las siguientes:

  • Coordinación de actividades en la prestación de servicios generales: si los servicios se prestan por la Autoridad Portuaria y para su prestación requiere la contratación de terceras empresas, la Autoridad Portuaria tendrá la condición de empresa titular del centro de trabajo y, en consecuencia, tendrá que cumplir las obligaciones que en materia de coordinaciones empresariales establece el real Decreto 171/2004 a las empresas titulares. En el caso de que la Autoridad Portuaria hubiera encomendado la gestión de alguno de esos servicios generales a un tercero, correspondería a éste por su condición de empresario titular del centro de trabajo, dar cumplimiento a la normativa de prevención de riesgos laborales.
  • Actividades realizadas en espacios otorgados en régimen de concesión y autorización, en este caso será la empresa concesionaria o autorizada la empresa titular del centro de trabajo.
  • En las operaciones de atraque, desatraque y fondeo del buque, el cumplimiento de las obligaciones de coordinación durante la realización de esas operaciones corresponde al consignatario que actúe en representación del armador.
  • En las operaciones de carga, estiba, desestiba, descarga, transbordo de mercancías, embarque y desembarque de pasajeros, entrega, recepción, almacenamiento, depósito y transporte horizontal de mercancías, el cumplimiento de las obligaciones de coordinación durante la realización de esas operaciones corresponde a la empresa prestadora del servicio
  • Prestación de servicios portuarios: es la empresa prestadora del servicio quien responde del cumplimiento de las obligaciones de coordinación.

 

  • Servicio de señalización marítima (SAN): si para la realización de un servicio de señalización marítima, prestado por la Autoridad Portuaria con sus propios medios personales, se contratara también a un tercero, la Autoridad Portuaria asume la condición de empresario titular del centro de trabajo.

 

  • Realización de obras por cuenta de la Autoridad Portuaria: la Autoridad Portuaria asume la condición de empresario principal cuando contrata una obra correspondiente a su propia actividad (“proyectar y construir las obras necesarias en el marco de los planes y programas aprobados”), debiendo de vigilar el cumplimiento por el contratista de la normativa de prevención de riesgos laborales (artículo 10 del RD 171/2004). La disposición adicional primera del Real Decreto 171/2004 establece que las obras incluidas en el ámbito de aplicación del Real Decreto 1627/1997 se regirán por lo establecido en el citado real decreto.

 

  • Realización de servicios por cuenta de la Autoridad Portuaria: la Autoridad Portuaria asume la condición de empresario titular del centro de trabajo.
  • Realización de obras y servicios por cuenta de una concesión: en caso de que la obra fuese promovida por el titular de una concesión o autorización, la posición de empresario principal y empresario titular del centro de trabajo corresponde al concesionario.

Así pues, en las relaciones de concurrencia de empresa en las instalaciones de la Autoridad Portuaria no siempre es esta la que debe cumplir las obligaciones que en materia de coordinación de actividades empresariales establece la normativa de prevención de riesgos laborales, sino que también serán responsables las concesiones, los consignatarios y las empresas que realicen servicios en el puerto.

Iñigo Martínez Sola

CEO e-coordina

La CAE es una actividad compleja. En e-coordina somos expertos en coordinación de actividades empresariales y ponemos a tu disposición a un equipo de técnicos superiores en PRL para asesorarte y resolver toda tu gestión en CAE. Aportamos experiencia y conocimiento en la implantación de medios de coordinación que requieran de seguimiento y control del cumplimiento de sus obligaciones por las contratas y subcontratas. Solicita información sin compromiso en este enlace.

software coordinación actividades empresariales