Evolución en tiempos de incertidumbre. Un mensaje de ánimo para todos aquellos que ponían faxes y hoy hacen conferencias virtuales a diario

Este artículo es para ti que en estos momentos de incertidumbre y cambios constantes  como los que estamos viviendo te planteas en ocasiones, si serás capaz de dar lo mejor de ti mismo y de adaptarte al cambio. Te digo que sí. Un SÍ con mayúsculas, puesto que así lo has hecho sin darte cuenta estos últimos años. 

Este contenido lo escribo para que de una vez por todas te valores, para que aprecies todos y cada uno de tus logros, para que sonrías si acaso alguna de sus líneas te recuerda algo muy tuyo que hayas vivido y que seguro es muy de todos. Lo escribo para qué valores desde este preciso instante, al maestro que llevas dentro de la misma manera que pones en valor tu capacidad de aprendizaje. 

Este artículo te lo dedico a ti, que empezaste  redactando tus primeros trabajos del colegio en una máquina  de  escribir o  en  un  Word Perfect, que  mandabas cartas  escritas  a mano a tus amigos y a tus amores; que continuaste con un ordenador de 128K, que enviaste un fax; que te apresurabas a contarlo todo, observando como se te terminaban las monedas desde el interior de una cabina de teléfono. A ti que, un buen día sin darte apenas cuenta, te viste con un teléfono sin cables y ahora haces videoconferencias semanales con él, y escribes, y adjuntas imágenes e informes firmados digitalmente desde cualquier parte del mundo.

Aprendizaje

A ti que estás viviendo cambios en tu vida, adaptándote de forma constante sin valorarlo por que simplemente forma parte de la gran capacidad de aprendizaje que quizás aún no sepas que tienes. Este artículo te lo dedico, aún sin saber tu nombre, porque me resultas especial, con una capacidad de  cambio tremenda, que vas a seguir aplicando una y mil veces a lo largo de tu vida. Seguramente lo harás con la misma sencillez y naturalidad con la que aprendiste tu lengua materna. Tal y como lo has hecho hasta ahora. 

mujer rodeada de tecnología

DarwinSomos la generación afortunada de la magia de la tecnología. Somos la generación del  cambio constante. ¡Disfruta y aprovecha las nuevas tecnologías a tu favor, nunca en tu contra, eso depende de ti! 

¿Recuerdas cómo han cambiado tu oficio, tu empresa, tu vida? ¿Eres consciente de cómo te has adaptado al cambio a la perfección a lo largo de los años? Valóralo y valórate. Darwin allá por 1859, en su capítulo quinto del libro «El origen de las especies», dijo que: “Las especies que sobreviven no son las más fuertes, sino aquellas que se adaptan mejor al cambio”.  

“Las especies que sobreviven no son las más fuertes, sino aquellas que se adaptan mejor al cambio”

Para terminar diré que  soy una romántica, que sigo escribiendo cartas y esperando que en el buzón no sólo haya propaganda y facturas, que amo  las Olivetti clásicas, los primeros Pentium. Amo, sobre todas las cosas, el proceso que permite recordar cómo paulatinamente me fui adaptando al cambio.

Raquel Baños Linares

Tecnico Superior Senior en PRL, Calidad y Medio Ambiente Coach, Profesora de Yoga y Meditacion Vipassana

Comparte si te gustó