E-coordina

Análisis sobre la responsabilidad de la empresa principal, frente a las empresas subcontratadas a efectos de Coordinación de Actividades Empresariales.

A efectos de Coordinación de Actividades Empresariales, se entiende como empresa principal aquella que contrata o subcontrata con otras la realización de obras o servicios. Y éstos  correspondientes a la propia actividad.

Normativa subcontratación.

De esta forma, a las empresas principales, están sometidas a las obligaciones que le vienen impuestas por el Real Decreto 171/2004 por el que se desarrolla el artículo 24 de la Ley 31/1995 de PRL sobre sobre Coordinación de Actividades Empresariales. En la medida que contrata o subcontrata empresas de su propia actividad, les aplica el artículo 42 del Estatuto de los Trabajadores sobre subcontratación de obras y servicios.

Reforma Laboral y artículo 42.

Cuando el artículo 42 del Estatuto de los Trabajadores habla de obras no se refiere a obras de construcción exclusivamente. El concepto de obra va más allá y se refiere a aquellos trabajos con finalidad específica. Estos trabajos tienen sustantividad propia y un fin De esta forma también se someten a las obligaciones contenidas en el artículo. Estas obligaciones no sólo aplican a empresas de construcción sino a todas las empresas. Independientemente del sector de actividad, que contraten obras de su propia actividad.

Es decir que, si en las relaciones de Coordinación de Actividades Empresariales, la empresa tiene el papel de empresa principal se le aplicará el artículo 42 del Estatuto de los Trabajadores.

Obligaciones de la empresa principal.

Las obligaciones de la empresa principal son de dos tipos, unas referidas al ámbito de la seguridad social y otras al pago de salarios a los trabajadores de las empresas contratistas o subcontratistas.

La empresa principal responde solidariamente con las contratas o subcontratas de las obligaciones de seguridad social de estas. Las originadas durante la duración del encargo y por los tres años siguientes a la duración de éste. Esta obligación ya venía determinada por norma antes de la reforma laboral y no ha tenido modificaciones.

Obligaciones salariales.

Con respecto a las obligaciones salariales, la empresa principal responde de las obligaciones de naturaleza salarial contraídas por los contratistas y subcontratistas por el tiempo del encargo y durante el año siguiente a la duración del mismo. Esta obligación tampoco ha sido modificada por la reforma laboral. En materia salarial si ha habido una modificación. Se ha introducido un nuevo párrafo 6 al artículo 42 del Estatuto de los Trabajadores. Éste establece que el convenio de aplicación para las empresas contratistas y subcontratistas será el del sector de la actividad que desarrollan contrata y subcontrata.

ilustración una persona trabaja ocn dinero sobre una credit card gigante

Esto va a tener claras consecuencias en la relación entre las empresas principales y las contratas y subcontratas. Esta referencia al convenio colectivo de la actividad desarrollada va a suponer para la empresa principal una obligación más. Tendrá que comprobar si los salarios de los trabajadores de contratas y subcontratas son acordes a los niveles salariales establecidos en el convenio sectorial de aplicación.

Para determinar que convenio es de aplicación la empresa principal deberá identificar que convenio sectorial es aplicable a su propia actividad que coincide con la actividad de la contrata y la subcontrata.

Las consecuencias inmediatas que va a tener la norma para las relaciones de subcontratación de obras y servicios va a afectar tanto a las empresas principales como a las contratas.

Contratas y aplicaciones salariales.

La norma cierra el paso a que las contratas puedan aplicar las condiciones salariales de un convenio propio de empresa. Siempre y cuando estas sean inferiores al convenio salarial. Si tuvieran un convenio colectivo de empresa y sus condiciones salariales fueran inferiores al del convenio sectorial se deberá aplicar este.

Las contratas deberán revisar las condiciones salariales de los trabajadores que prestan sus trabajos para empresas principales y ajustarlas a las condiciones del sector de actividad.

trabajando con dinero, ilustración

Por su parte las empresas principales deberán revisar las relaciones que tienen con sus contratas y subcontratas en el ámbito salarial . Comprobar que los trabajadores de contratas y subcontratas que prestan sus servicios en el centro de trabajo de la empresa principal cobran sus salarios de acuerdo a las condiciones del convenio colectivo aplicable a su sector de actividad.

Coordinación de Actividades Empresariales.

También obligará a las empresas a revisar sus procedimientos de coordinación de actividades empresariales —CAE—. Para determinar con claridad que empresas en coordinación desarrollan actividades correspondientes a su propia actividad y cuáles no. Esto será a efectos de determinar la necesidad de acreditar el pago de salario a sus trabajadores de acuerdo con los nuevos requerimientos introducidos por el Real Decreto Ley 32/2001 de medidas urgentes para la reforma laboral.

Estas modificaciones, según lo dispuesto en la exposición de motivos de la norma, pretenden:

    1   Que la subcontratación se use adecuadamente para la mejora de la actividad productiva.

    2   Evitar que la subcontratación se utilice como un mero instrumento de deducción de costes.

    3   Avanzar hacia la equiparación de las condiciones de las personas trabajadoras subcontratadas.