Conocer los focos del incendio potencial, antes de que éste se produzca no es magia. Es factible. Sólo es necesario un análisis eficaz.

 

En las últimas décadas se han realizado no pocos estudios relacionados con el estudio del clima laboral en las organizaciones y empresas, tratando, en definitiva de analizar la satisfacción laboral en el seno de las empresas y su posible implicación en la rentabilidad de las mismas. La característica común de la mayoría de estos estudios está relacionada con su metodología: Encuestas puntuales y realizadas en grandes empresas.

Sin embargo una encuesta sólo determina una imagen momentánea de las organizaciones y el tejido empresarial de España está formado mayoritariamente por pequeñas y medianas empresas.

En diversos estudios realizados en PYMES los empleados valoran positivamente el clima de la empresa en lo relacionado a la “implicación, apoyo, autonomía, tarea, claridad e innovación”. ¿Pero es esta la fotografía de tu empresa? Seguro que no. Seguro que sus singularidades la hacen diferente. Se requieren métodos de toma de datos continua y que esto no suponga un trabajo ímprobo – como el de repartir cuestionarios, convencer a los trabajadores para que los realicen y poder garantizarles que serán completamente anónimos. Por no hablar del análisis de los mismos y la adopción de medidas en base a este análisis – se requiere, por tanto un sistema eficaz.

Grupo de piedras en equilibrio

Algunos resultados de estos estudios sugieren que el clima de la organización y la satisfacción laboral son dos variables complejas e independientes. Pero, sin duda, mantienen una estrecha relación.

Pequeñas y medianas empresas y “Burnout” .

La práctica totalidad de los estudios en PYMES coinciden en relacionar de forma directa el descenso de la rentabilidad de la empresa con el aumento del mal clima laboral. También es un hecho aceptado que empleados insatisfechos se traducen en clientes disconformes.

…empleados insatisfechos se traducen en clientes disconformes.

A esto debemos sumar el reciente reconocimiento del BURNOUT como enfermedad profesional por la Organización Mundial de la Salud y posteriormente por las autoridades laborales del país.
El síndrome del “quemado” (burnout) está claro que puede darse tanto en una gran empresa como en una pyme. Conocer los focos del incendio potencial, antes de que éste se produzca, no es magia. Es factible. Sólo es necesario un análisis eficaz. Una herramienta que facilite al gestor de RRHH la posibilidad de detectar el fuego antes de que ocurra.

 

 

Encendedor como conato de incendio

Conocer las tendencias en las PYMES es muy valioso, pero cada empresa es un mundo. Por que depende de múltiples variables,(sector empresarial, personas que conforman la dirección, sistemas de trabajo, conducta laboral…)

Conocer los focos del incendio potencial, antes de que éste se produzca, no es magia. Es factible. Sólo es necesario un análisis eficaz

¿Encuestas?

La inmensa mayoría de estudios que determinan los análisis del clima laboral se realizan mediante encuestas. Son eficaces. Pero no lo son para siempre. Sólo en un instante. El entorno cambiante de los trabajos hace que la respuesta de hoy no sea la misma que la de mañana:

  • ¿Se siente apoyado por sus superiores? ¡Si, si y mil veces si!. Responde tras haber comprobado , el día 30, que le han ingresado la nómina y apenas quedan unas horas para irse de fin de semana.
  • ¿Se siente apoyado por sus superiores? ¡No, no y mil veces no! Responde al mes siguiente cuando las condiciones de salario siguen siendo las mismas y no le llega para nada siendo además lunes, y con carga de trabajo extra.

Es un mero ejemplo pero el entorno es cambiante por múltiples factores. Incluso más allá del salario y de la proximidad del fin de semana. Pero sirve de ejemplo para ilustrar que el pulso a la empresa ha de ser constante y no puntual. Que una toma de datos puntual es una fotografía de la empresa en un momento determinado. Sólo sirve para ese momento.

Sólo con sistemas como e-team de e-coordina es posible pulsar de forma constante el clima laboral, y se tomarán las respuestas próximas o no al fin de semana.

Durante mucho tiempo y aun en el presente, el clima laboral ha sido uno de los grandes olvidados dentro de las organizaciones. Las organizaciones se preocupan de buscar la máxima rentabilidad y los mayores beneficios, sin tener en cuenta algunas de las variables que intervienen en este proceso, especialmente aquellas relacionadas con el clima laboral, la motivación o el talento profesional.

Los estudios ya son tenidos en cuenta.Quizás por que demuestran que influyen de forma directa en la rentabilidad, porque el clima laboral es obvio que afecta a la productividad de los trabajadores.

Persona con la cabeza agachada estresada

Según los estudios uno de los aspectos más valorados por las plantillas es un entorno de trabajo agradable. Suele conseguirse si este es seguro y si existe buena relación entre sus miembros. Ya sean empleados, mandos intermedios o la propia gerencia de las empresas.

Para poder lograrlo, además de las condiciones adecuadas a priori, se deben detectar los focos de los problemas que surgen con el desempeño diario de las funciones de los miembros. El clima laboral no puede medirse sólo en función de las condiciones físicas del lugar o de las relaciones con los demás. El ambiente de trabajo contiene aspectos subjetivos que evolucionan con el paso del tiempo. Un paso del tiempo inmediato.

El clima laboral no será igual hoy que mañana, esta semana que la próxima…

El clima laboral no será igual hoy que mañana, esta semana que la próxima …. Varía en función de las expectativas personales, aspiraciones de trabajadores y de mandos, resultados empresariales, cambios en la plantilla, etc.

La medición continua es, por tanto la solución para determinar el clima de la organización.